mar. Sep 17th, 2019

La alcaldesa, Clara Brugada Molina, y el Comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad de México, César Cravioto Romero, entregaron 158 dictámenes sobre las condiciones estructurales de viviendas afectadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017 a residentes de la unidad habitacional Cananea, en los que se determina si los inmuebles serán reconstruidos, rehabilitados, reubicados o requieren mantenimiento, también si es necesario dar tratamiento al suelo donde se ubican ante la presencia de alguna grieta.

 

Con la entrega de los dictámenes da comienzo el proceso de reconstrucción en esta unidad habitacional, ubicada al sur de Iztapalapa, cerca de los límites con Tláhuac y Xochimilco. Los trabajos para revertir los daños causados por el sismo no habían comenzado porque era indispensable contar primero con los resultados de los estudios del suelo y subsuelo, a fin de determinar la seguridad de conservar o construir vivienda en la zona debido a la presencia de grietas y, en su caso, el tratamiento técnico que debía darse en cada caso.

 

Por ello, explicaron la alcaldesa y el comisionado, especialistas en geotecnia y directores responsables de obra inspeccionaron 407 viviendas en Cananea y este día se entregan 158 dictámenes, de los cuales 86 indican que los inmuebles requieren mantenimiento que estará a cargo del propietario y una que debe ser reubicada, para lo cual la Comisión de Reconstrucción ya busca un predio donde colocar a esa familia junto con otras, en caso de que haya más resoluciones en este sentido.

 

Los dictámenes también establecen que ocho viviendas serán demolidas y reedificadas, y  63 serán rehabilitadas estructuralmente, en ambos casos se revisará si es necesario hacer tratamiento de suelo. Las labores serán realizadas por empresas contratadas por el Gobierno de la Ciudad de México, mismas que fueron presentadas a los propietarios de las casas.

 

Durante la entrega de los documentos, la alcaldesa Clara Brugada Molina resaltó la importancia de los estudios en la unidad habitacional Cananea para saber “con claridad qué pasa con el suelo y subsuelo de las viviendas”. Expresó su reconocimiento a los residentes de esta zona, que han sido ejemplo, incluso a nivel internacional, por su organización para enfrentar adversidades, y ahora Cananea debe salir adelante una vez más.

 

Brugada Molina anunció que el viernes 5 y sábado 6 de julio se llevará a cabo una gran jornada de limpieza, mantenimiento, reparación y mejoramiento de esta zona con toda la fuerza de la Alcaldía y la colaboración de los vecinos. “Necesitamos dejarla muy bien, mejorar nuestra realidad cotidiana, Cananea se va a poner guapa”. Además, habrá jornada de activación física con actividades culturales y deportivas bajo la guía de promotores en ambas materias y las disciplinas que la comunidad decida.

 

En materia de seguridad, la titular del gobierno en Iztapalapa planteó que Cananea se sume a la estrategia de Diálogos por la Paz y la Tranquilidad, que se aplica en las 22 colonias de mayor índice delictivo y que consiste en que funcionarios de los gobiernos local, capitalino y federal recolectan información de los vecinos sobre necesidades de servicios y comisión de delitos para emprender las acciones necesarias.

 

También hizo un llamado a los vecinos a participar en la reforestación del cinturón verde que rodea a esta unidad habitacional, pues no debe continuar la situación en la que hay apenas 155 mil árboles para casi dos millones de habitantes de la demarcación. Esto –enfatizó– se debe revertir en beneficio de toda la población.

 

A su vez, el  comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad de México, César Cravioto Romero, explicó el contenido de los dictámenes, en cuanto a los datos sobre las características de cada vivienda, el tratamiento que requiere (mantenimiento, rehabilitación, reconstrucción o reubicación), la necesidad de dar tratamiento al suelo por grietas, quién lo elaboró, entre otras.

 

Indicó que en esta ocasión se entregaron 158 dictámenes y el resto estarán listos a más tardar en dos semanas. Expuso que en la elaboración y revisión de los dictámenes participaron el Instituto de Ingeniería de la UNAM, la Alcaldía, la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, la Secretaría de Obras y Servicios y el Instituto de Seguridad de las Construcciones.

 

Subrayó la importancia de contar con estudios para saber dónde sí se puede y dónde no es posible edificar. “Hay que ser muy responsables en el proceso de reconstrucción y garantizar la seguridad de los habitantes”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *