lun. Jul 22nd, 2019
Caza de ballenas en japón. Foto: T13

Caza de ballenas en japón. Foto: T13

Este lunes 1 de julio, Japón volvió a la captura comercial de ballenas, actividad que había sido suspendida hace más de tres décadas para apegarse a las reglas de la Comisión Ballenera Internacional.

El país asiático se unió a la comisión en 1951 en busca de la caza de ballenas sostenible mediante la protección del número de estos cetáceos, pero la víspera se retiró de este organismo, destacó la cadena NHK.

Japón anunció la intención de retirarse del acuerdo el pasado diciembre diciendo que ya no era posible reanudar la caza comercial de ballenas bajo las normas de la comisión.

Pese a esto, organizaciones ambientalistas señalaron que la nación asiática nunca dejó de capturar ballenas y su supuesta caza para la investigación era en realidad la pesca comercial encubierta, debido a que la carne del cetáceo suele terminar en las pescaderías.

Los barcos balleneros zarparon este lunes de Shimonoseki, ciudad portuaria situada en la prefectura de Yamaguchi, oeste de Japón, para dar inicio a la cacería en el Pacífico, destacó la cadena NHK.

También en Kushiro, ciudad de la septentrional prefectura de Hokkaido, cinco navíos empezaron la captura de ballenas en aguas cercanas.

Japón afirma que va a llevar a cabo capturas comerciales solo dentro de sus aguas territoriales y zonas económicas exclusivas, cazando ballenas minke y de otras especies, las cuales son numerosas en la región. Lo hará dentro de las cuotas que establece el método aprobado por la Comisión Ballenera Internacional.

Se espera que su flota capture del 1 de julio hasta fin de año 52 ejemplares de la especie Minke, 150 de rorcual Bryde y 25 de rorcual común.

La caza de ballenas es para los japoneses más nacionalistas una tradición importante del país, que se remonta al siglo XII, mientras organizaciones proambientalistas la consideran contraria a la defensa de las especies marinas, de los océanos y el planeta en general.

Con información de Notimex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *