vie. Feb 21st, 2020

OPINIÓN | Los riesgos en la era digital para las niñas, niños y adolescentes

Aunque los niños muchas veces tienen un mejor dominio de la tecnología que los adultos, es tarea de los padres de familia el prevenir a sus hijos sobre los peligros que hay en internet

riesgos en la era digital para las niñas

riesgos en la era digital para las niñas. Foto: Quintana Roo Hoy.

La United Nations International Children’s Emergency Fund (UNICEF) realizó el estudio denominado El Estado Mundial de la Infancia 2017, el cual examinó las formas en que la tecnología digital ha cambiado ya las vidas de los niños y sus oportunidades, además de explorar lo que puede deparar el futuro

En ese documento, se señala que «si se aprovecha de la manera correcta y es accesible a escala universal, la tecnología digital puede cambiar la situación de los niños que han quedado atrás  –ya sea debido a la pobreza, la raza, el origen étnico, el género, la discapacidad, el desplazamiento o el aislamiento geográfico– al conectarlos a numerosas oportunidades y dotarles de las aptitudes que necesitan para tener éxito en un mundo digital”.

Sin embargo, los peligros existentes en el área digital y que las redes sociales viralizan los contenidos para niños, niñas y adolescentes, las consecuencias llegan a ser devastadoras.

Ejemplo: el reto que ha provocado ya desnucamientos y lesiones graves en algunos de ellos, en días recientes.

Según la UNICEF, la tecnología digital también puede hacer que los niños sean más susceptibles de sufrir daños en línea y fuera de línea. Los niños ya vulnerables pueden correr un mayor peligro de sufrir algún tipo de daño, incluida la pérdida de privacidad y la vida.

Si consideramos que los jóvenes (de 15 a 24 años) son el grupo de edad más conectado. En todo el mundo, el 71% están en línea, en comparación con el 48% de la población total y que los niños y adolescentes menores de 18 años representan aproximadamente uno de cada tres usuarios de internet en todo el mundo.  En algunos países, los niños menores de 15 años tienen la misma probabilidad de usar internet que los adultos mayores de 25 años.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que los videojuegos, y en especial los de multijugador online, ocupan gran parte de la vida de los niños y adolescentes. Pero puede llegar el momento en que dejan de ser una simple actividad de ocio para convertirse en un serio problema de adicción y aislamiento.

La OMS asegura que: “actualmente la edad media de inicio al mundo de Internet se establece en 7 años. Los niños y las niñas empiezan a necesitar sentirse parte de un grupo social cuando son un poco más mayorcitos. Por ello, pasan más tiempo conectados en redes sociales tratando de interactuar con sus amigos o seguidores que, comiendo, durmiendo o estudiando, por ejemplo”.

Lo anterior es muy preocupante, ya que la población vulnerable irá en aumento y por otro lado, se perfeccionan las opciones de las nuevas tecnologías para cooptar a este segmento de la población.

Las niñas, los niños y adolescentes, principalmente, están expuestos a cinco grandes categorías generales de riesgos digitales:

  1. Ser reclutados para acciones criminales.
  2. Riesgos relacionados con los contenidos.
  3. Riesgos que tienen que ver con las relaciones sociales que se establecen.
  4. Amenazas relacionadas con abusos de los adultos hacia ellos.
  5. Lesiones físicas que los pueden llevar hasta la muerte.

Además de otras actividades más específicas como:

  • Sexting: se exponen a enviar o recibir mensajes sexualmente explícitos a través de las redes sociales y teléfonos celulares.
  • Sextorsión: pueden ser víctimas de extorsiones a través del internet. Ya que son amenazados de exponer fotografías o mensajes íntimos sino dan dinero a cambio.
  • Ciberbullying: Al subir fotografías intimas pueden ser víctimas de comentarios desagradables provenientes de su círculo de amigos. Además, de sufrir acoso cibernético para amenazar, avergonzar e intimidar a ellos y asu círculo cercano.
  • Grooming: este es uno de los más peligrosos, ya que personas adultas haciéndose pasar por menores de edad, se ganan la confianza de los niños y adolescentes y más adelante empezar a solicitar imágenes seductoras o pornográficas.

Aquí es donde la prevención debe hacerse desde el entorno entorno familiar, ya que los padres tienen la principal responsabilidad de conocer la actividad de sus hijos en la web. Y de regularla. 

Por su parte, los gobiernos y el sector privado deben desarrollar estrategias para lograr que los padres entiendan los riesgos a los que están expuestos sus hijos para poder detectar los peligros potenciales en el uso que hacen del Internet y que desembocan en casos muy lamentables, ya que es imposible la existencia de un Estado omnímodo y presente en todos y cada uno de los hogares del país.

El círculo familiar se convierte en la principal autoridad que reside en los padres y/o tutores sin duda alguna.

Es por ello que, la tarea de las autoridades y organismos ocupados y preocupados en el tema debe centrarse particularmente en campañas informativas y asertivas, no sólo para las niñas, los niños y jóvenes en edad escolar, sino también (y quizá primordialmente) para sus padres, en las cuales se enseñe a estos últimos:

  1. A favorecer en sus hijos un uso responsable del Internet.
  2. Establecer los límites en cuanto a contenidos, horarios y formas de uso de la web.
  3. Fijar protecciones parentales y contraseñas a las que los padres tengan acceso durante la minoría de edad de los hijos.
  4. Evitar riesgos asegurando el acceso a sólo sitios seguros.
  5. Jugar los videojuegos con los hijos para verificar contenidos.
  6. Tener acceso a las redes sociales de los hijos menores de edad para verificar contactos y mensajería privada.
  7. Verificar y ajustar periódicamente las reglas familiares de uso del Internet.
  8. Los padres deberán actualizarse de manera frecuente en el avance de las nuevas tecnologías y sus usos, para que éstos sean de forma positiva.

Muchos adultos piensan innecesario hablar de temas relacionados con la seguridad en línea con las niñas, niños y adolescentes, ya que asumen que “ellos saben más de tecnología”.

Si bien es cierto que seguramente saben cómo manejar cualquier dispositivo, también lo es que no tienen el criterio ni la capacidad de reconocer los riesgos que conllevan estas actividades.

Cuando todos como sociedad entendamos esto, estaremos más preparados en materia de seguridad digital para nuestras niñas, niños y adolescentes.


  • Mercedes Escudero Carmona es originaria del Distrito Federal y reconocida como una de Los 300 Líderes más Influyentes de México en 2017, 2018 y 2019.

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la FCPyS de la UNAM; con Maestría en Comunicación y especialización en comunicación política e institucional, por la Universidad Iberoamericana.

Actualmente, es Presidente de la organización CPTED (Crime Prevention Through Environmental Design) Capítulo México de la Internacional CPTED Association (ICA), además de desempeñarse como Investigadora y Directora General del Centro de Estudios en Seguridad Ciudadana y Humana SC.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *