3 agosto 2020

OPINIÓN – Sin “Médico en tu casa”, coronavirus avanza en CDMX

No todos los estragos de la pandemia pueden atribuirse a la ausencia del programa “Médico en tu casa”, pero de haber continuado vigente, el seguimiento de los pacientes sería más ágil y preciso.

Sin “Médico en tu casa”, coronavirus avanza en CDMX

Sin “Médico en tu casa”, coronavirus avanza en CDMX

De no haber desaparecido el programa insignia de la administración anterior en materia de salud, “Médico en tu casa”, probablemente el coronavirus no hubiera avanzado en la Ciudad de México a la velocidad con que lo ha hecho hasta ahora, dejando un saldo de 7 mil 109 personas fallecidas, equivalentes a una tasa de 78.8 muertes por cada 100 mil habitantes, el peor a nivel nacional.

Sin embargo, por el solo hecho de no haber sido concebido por un incondicional del hoy presidente de la República o de la jefa de gobierno de la capital del país, fue borrado de un plumazo, sin haber aprovechado sus avances en términos de atención de enfermedades consideradas factor de riesgo para la Covid-19, entre ellas diabetes, hipertensión y obesidad en personas de la tercera edad que carecían de acceso a los servicios de salud.

De no haber sido desdeñados sus logros y retomado por lo menos su padrón de adultos mayores que ya estaba elaborado, hoy se tendría la certeza de quienes estaban “mapeados” y cuáles eran los padecimientos de este sector de la población considerado de alto riesgo.

Pero hoy nos damos cuenta que no es así, ya que desde enero de 2019 la titular de la Secretaría de Salud de la CDMX informó que “Médico en tu casadesaparecería de los programas de gobierno por considerarlo un parche y daría paso a “Salud en tu vida”, cuyo objetivo general sería el mismo, es decir, la atención de los adultos mayores y población vulnerable que no puede trasladarse a las unidades médicas, pero en forma integral.

Pese a la prioridad de acercar los servicios médicos a los hogares, hasta junio del mismo año el programa “Salud en tu vida” seguía siendo un proyecto para la jefa de gobierno, argumentando que el anterior se encontraba suspendido y aun se realizaba una reestructuración y análisis de sus convenios, tras detectar problemas de opacidad. Igualmente tenía previsto integrar un censo que permitiera identificar a los adultos mayores.

Durante los primeros meses de 2020, cuando el programa “Médico en tu casano se había ido totalmente y el nuevo “Salud en tu vidano había llegado completamente, cuando aún se discutía si los 120 médicos del viejo programa eran suficientes o se deberían agregar enfermeras, promotores de la salud y educadoras de atención social y gerontológica.

Llegó el coronavirus y literalmente se metió hasta la cocina de los hogares y de las instituciones de salud, sin que hubiera tiempo para reaccionar o de incorporarlo a la estrategia contra la Covid-19, con el saldo de contagiados y fallecidos que todos conocemos.

Sin duda que no todos los estragos de la pandemia pueden atribuirse a la ausencia del programa “Médico en tu casa”, pero de haber continuado vigente, el seguimiento de cada uno de los pacientes y la intervención en campo de los servicios médicos hubiera sido más ágil y precisa.

Además, muchos adultos mayores no hubieran fallecido y en caso de que así fuera, no formarían parte del denominado “exceso de mortalidad”, ese que resulta de restar los muertos estimados a los registrados, pero sin precisar causas.

En este sentido, cabe precisar que entre marzo y junio del 2020 el “exceso de mortalidad” en México ascendió a 71 mil 315 en tan solo 20 estados, de los cuales únicamente 27 mil 769 fallecieron por Covid-19 y tuvieron prueba confirmatoria, mientras que los 43 mil 546 restantes perdieron la vida sin que se les hubiera realizado prueba alguna. Es decir, que por cada fallecido por coronavirus hay por lo menos otros dos que pudieron haber muerto por la misma causa, pero no existe evidencia médica.

En cuanto al número de contagios contabilizados hasta el día de hoy en la Ciudad de México, estos ascienden a 70 mil 612, equivalentes a una tasa de 783 por cada 100 mil habitantes, que la ubica en el segundo lugar a nivel nacional, solo detrás de Tabasco, con una tasa de 789 casos por cada 100 mil habitantes.

Sobre el particular destacan los recientes dichos de la jefa de gobierno de la Ciudad de México en el sentido de que si se hicieran más pruebas, el número de personas contagiadas sería mayor, lo cual deja entrever que existe un subregistro y que de mantenerse oculta la cantidad real de contagios, el número de muertes no descenderá como quisiéramos.

Peor aún, el denominado “exceso de mortalidadseguirá incrementándose, ya que la gente morirá sin saber a ciencia cierta la razón; en todo caso el fallecimiento se podría atribuir al ser obeso, hipertenso o diabético pero no por Covid-19.

Por el bien de todos los capitalinos, más vale que cuanto antes se impulse con seriedad el programaSalud en tu vida”, también conocido como “Salud en tu casa”, antes de que el rebrote de coronavirus aparezca en el escenario nacional y nos encuentre discutiendo si era mejor haber dejado “Médico en tu casa” o atender las colonias prioritarias por medio de kioscos de la salud, vigilancia epidemiológica casa por casa y suspensión del comercio en vía pública con apoyos económicos que no llegan.


Facundo Rosas realizó sus estudios de Ingeniería en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), donde fue condecorado con la “Medalla al Mérito Universitario”;  cuenta con Maestrías en Administración y en Seguridad Pública y Derechos Humanos.

 

Facundo Rosas
Ingeniero Facundo Rosas
Su trayectoria incluye el haber sido Director General de Terrorismo de la Policía Federal Preventiva (PFP), Director General de Análisis Táctico de la Agencia Federal de Investigación (AFI), Coordinador de Inteligencia para la Prevención de la PFP, Subsecretario de Estrategia e Inteligencia Policial de la SSP Federal, Subsecretario de Prevención, Vinculación y Derechos Humanos de la SSP Federal, entre otros cargos.

Entre marzo de 2010 y febrero de 2012 atendió directamente la problemática de violencia en Ciudad Juárez, Chihuahua en el marco de la Estrategia “Todos Somos Juárez”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *