25 de julio de 2021
El mes más violento de los últimos 24 años

El mes más violento de los últimos 24 años

Identificar cuál ha sido el mes más violento de los últimos 24 años no es tarea difícil si tomamos en cuenta que el gobierno federal es de los pocos a nivel hemisférico y mundial que registra desde 1997 las Averiguaciones Previas y/o Carpetas de Investigación, y desde 2015 el número de víctimas de homicidio doloso y feminicidio a través del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Con este tipo de instrumentos podemos saber que julio de 2018 fue el mes cuando se registró el mayor número de víctimas de homicidio doloso, con 3 mil 74,  que correspondió a la gestión de Enrique Peña Nieto y que nunca antes se había presentado una cifra de esas proporciones.

Lo anterior viene a colación tras lo dicho por el titular del ejecutivo federal en la conferencia “mañanera” del 5 de julio en respuesta a los cuestionamientos del periodista Jorge Ramos, en el sentido de que los gobiernos anteriores le “heredaron un fruto podrido” y «no es por echarle la culpa a los expresidentes”, pero esa es la razón por la que los homicidios dolosos han bajado únicamente el 3%.

Para apoyar sus dichos, mostró una gráfica en la que se observa la evolución del homicidio doloso desde 2015 a la fecha y en la cual señaló que el pico más alto se presentó en julio del 2018 y que fue responsabilidad del gobierno anterior.

Algo que le faltó decir fue que en julio de 2018 el ex presidente Enrique Peña Nieto prácticamente ya no tomaba decisiones en materia de seguridad porque de facto ya gobernaba el presidente electo, es decir, Andrés Manuel López Obrador, por lo que es una cifra que le corresponde asumir como suya.

En los periodos de transición la incidencia delictiva por lo general sube porque el presidente en funciones no se acaba de ir y el presidente electo no acaba de llegar y ninguno de los dos quiere hacerse cargo de la seguridad y la gobernabilidad, con mayor razón si sus estrategias se contraponen, y al final siempre sale perdiendo la ciudadanía.

Para darle más sustento a lo arriba mencionado basta recordar que la consulta y la decisión de cancelar lo que sería el Nuevo Aeropuerto Internacional de México en Texcoco tuvo lugar en el mes de octubre de 2018, siendo López Obrador aún presidente electo, pero que en los hechos ya gobernaba.

Volviendo al tema de la violencia homicida, es preciso subrayar que los otros dos meses con más de 3 mil víctimas de este delito corresponden a junio de 2019 con 3 mil 6 víctimas y marzo de 2020 con 3 mil 41 víctimas, es decir, formalmente ya pertenecen al presidente López Obrador.

Pero si nos vamos a los días más violentos de este sexenio, los datos duros que publica de lunes a sábado el gabinete de seguridad del gobierno de la República indican que este se presentó el 1° de diciembre de 2019, con 127 víctimas de homicidio doloso; el segundo fue el 7 de junio del 2020, con 117 víctimas; y el tercero fue el domingo 4 de julio con 115, que comparte lugar con el 25 de abril del 2021.

Algo que debe llamar la atención es que julio del 2021 comenzó con 415 víctimas de homicidio doloso en tan solo 5 días, lo que arroja un promedio diario de 83 víctimas, algo poco usual en meses anteriores.

Ante un panorama tan adverso, lo más relevante es que por primera vez el titular del ejecutivo federal acepta, aunque sea a regañadientes, que en materia de homicidio doloso y feminicidio, las cosas no van bien, por lo menos no como él ofreció en el sentido de que durante los 3 primeros años de su gobierno este tipo de delitos disminuiría un 50%, como lo señaló durante su toma de protesta como presidente de la República.

En ésta ocasión lo único que alcanzó a decir fue que este delito ha disminuido un 3%, como intentando acercarse a la cifra que ofreció cuando andaba en campaña y veía los toros desde “el tendido”.

Ojalá que lo que resta del año sirva por lo menos para hacer más pequeña la diferencia respecto de los anteriores presidentes, porque una cosa si es segura: los “muertos de López Obrador” serán mayores a los de Felipe Calderón y de Enrique Peña Nieto, aunque la mayoría sea resultado de que se estén peleando entre ellos y no porque el gobierno de la República los haya privado de su vida, lo que la 4T reconoce como masacres.

*Las ideas contenidas en este texto son responsabilidad de su autor y no reflejan la postura de News Report MX

Facundo Rosas realizó sus estudios de Ingeniería en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), donde fue condecorado con la “Medalla al Mérito Universitario”;  cuenta con Maestrías en Administración y en Seguridad Pública y Derechos Humanos.

Facundo Rosas
Ingeniero Facundo Rosas

Su trayectoria incluye el haber sido Director General de Terrorismo de la Policía Federal Preventiva (PFP), Director General de Análisis Táctico de la Agencia Federal de Investigación (AFI), Coordinador de Inteligencia para la Prevención de la PFP, Subsecretario de Estrategia e Inteligencia Policial de la SSP Federal, Subsecretario de Prevención, Vinculación y Derechos Humanos de la SSP Federal, entre otros cargos.

Entre marzo de 2010 y febrero de 2012 atendió directamente la problemática de violencia en Ciudad Juárez, Chihuahua en el marco de la Estrategia “Todos Somos Juárez”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *