24 de septiembre de 2021

Luego de las lluvias que se presentan en el centro del país, se trabaja coordinadamente con la Secretaria de la Defensa Nacional, la Secretaría de Marina, la Guardia Nacional y Sistema Nacional de Protección Civil, así como los gobiernos estatal y municipales del Estado de Hidalgo para atender las afectaciones provocadas por las recientes inundaciones.

 

Así lo informó el director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Arturo Martínez Santoyo, luego de un recorrido realizado por Tula, Hidalgo, junto al gobernador de la entidad, Omar Fayad Meneses.

 

Germán Martínez aclaró que las presas del sistema hidrológico de Hidalgo y del Valle de México no han sufrido daño estructural derivado del sismo de ayer o por alguna otra condición, por lo que operan correctamente.

 

Sin embargo, puntualizó, las abundantes lluvias llenaron por completo estos embalses, los cuales incluso estaban en niveles bajos debido a la sequía. Adelantó que, una vez que disminuyan los pronósticos de lluvias, se comenzará con su vertimiento, con el fin de tener capacidad de controlar los escurrimientos que pudieran registrarse en lo que resta de la temporada de lluvias.

 

Respecto a la presa Danxhó, localizada en Jilotepec, Estado de México, el titular de Conagua precisó que tampoco presenta daños en su infraestructura y se encuentra vertiendo 50 metros cúbicos por segundo (m3/s), conforme a su diseño estructural, descargando hacia el río Tlautla, que es afluente del río Tula.

 

Detalló que, ante el incremento en el nivel del río Tula, la situación de las presas y los pronósticos de lluvias, se informó a las autoridades estatales, municipales y de Protección Civil para que tomen las medidas de prevención necesarias y emitan los alertamientos correspondientes a la población, para salvaguardar su integridad.

 

Martínez Santoyo señaló que también se realizó una valoración del estado que guardan las presas que vierten hacia el rio Tula; en el caso de la presa Requena, por la mañana se encontraba arriba del 100 por ciento de su capacidad, lo cual no pone en riesgo su estructura.

 

En lo que se refiere a otras fuentes de ingreso de aguas hacia el río Tula, como son el Túnel Emisor Central y el Túnel Emisor Oriente, más otras aportaciones del río El Salto y los escurrimientos de la cuenca propia, están vertiendo cerca de 200 m3/s, cifras que varían a lo largo del día.

 

Finalmente, el director general de Conagua reiteró el llamado a la población a mantenerse informados a través de medios oficiales a efecto de no generar desinformación o estrés social, así como atender las recomendaciones de las autoridades de Protección Civil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *