19 de octubre de 2021

MEXICALI, B.C., 25 de septiembre de 2021.- Directivos y personal de la Secretaría del Campo y la Seguridad Alimentaria (SCSA), realizaron una reunión con la empresa que otorgó asistencia técnica en el programa de maíz amarillo, con el objetivo de analizar resultados del ciclo productivo que culminó.

 

El subsecretario del campo, Sergio Leopoldo González, en representación del titular de la SCSA, Héctor Haros Encinas, indicó que es prioridad identificar áreas de oportunidad ya que se demostró que el valle de Mexicali tiene potencial para convertirse en una zona importante productora de maíz.

 

El funcionario estatal comentó que se ha promovido la reconversión de cultivos, por aquellos que son demandados en el Estado y que, además, pueden comercializarse a muy buen precio.

 

“En el caso del maíz amarillo, tan solo la industria pecuaria, requiere un aproximado de 450 mil toneladas anuales, grano que compran en otros estados de la República, por ello fortalecer el programa mejora las condiciones crediticias, los análisis y preparación de suelos, preparar a más asesores técnicos y, sobre todo, adquirir un compromiso de implementar las recomendaciones que los expertos en el manejo del cultivo nos indiquen”, resaltó el funcionario estatal.

 

En la reunión participó el director de Agricultura, Ganadería y Forestal, Germán Corrales Flores; el director de Asesoría y Acompañamiento Técnico, Encarnación Mosqueda; director del FOGABAC, Carlos Enrique Silva y Ernesto Cruz, de la empresa ATIDER, quien otorgó la asesoría técnica, resaltó la importancia de iniciar con la preparación del proyecto para el próximo ciclo, ya que existen varios productores que desean nuevamente sembrar el maíz y otros tantos optar por la reconversión al grano por primera vez.

 

Por su parte, Corrales Flores indicó que se está trabajando en la integración de un padrón de productores que quieren entrar al programa de maíz, por lo que se trabajará en revisar a detalle las características de los predios, elaborando un diagnóstico previo y el perfil de los productores elegibles para integrarse o dar continuidad al programa.

 

Otras áreas de oportunidad que fueron detectadas son en cuanto a dar puntual seguimiento a las recomendaciones de los técnicos especializados, el hacer compras oportunas de insumos, mantener un acompañamiento y constante capacitación a productores, la adquisición de diferentes variedades de semillas, hacer la siembra en fechas óptimas que son del 10 al 26 de febrero; reforzar los trabajos con los módulos de riego a fin de contar con la dotación de agua en tiempo y forma, entre otros aspectos.

 

El subsecretario del campo, señaló que en el valle de Mexicali se cuenta con la capacidad de sembrar hasta 30 mil hectáreas, con lo cual se podría cubrir gran parte de la demanda en el Estado ya que las condiciones de suelos y climatológicas son buenas para el desarrollo del cultivo.

 

Para finalizar, el funcionario explicó que por lo pronto se trabajará en el padrón de productores y fortalecer aquellas áreas de oportunidad que fueron detectadas en este primer ciclo de maíz amarillo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *