2 de febrero de 2023

La importancia de las habilidades duras y blandas, y el papel de la experiencia en la contratación

La encuesta más reciente de Indeed reveló que las habilidades duras o técnicas (34%), los años de experiencia (29 %) y las habilidades blandas (26%) son las características más difíciles de encontrar en un candidato

Ciudad de México, enero de 2023Según el informe global “Tendencias de Contratación y Lugar de Trabajo 2023”, realizado por Indeed, el sitio de trabajo número uno en el mundo, y Glassdoor, uno de los principales desafíos en 2023 en algunas industrias será encontrar los candidatos adecuados para cubrir puestos específicos, debido a la escasez de mano de obra.

 

Recientemente, Indeed encuestó a más de 500 tomadores de decisiones de recursos humanos en México, para conocer la importancia de las habilidades duras y blandas que harían a un candidato ideal para un puesto de trabajo, así como la experiencia profesional previa, y cómo estos aspectos influyen en las decisiones de contratación.

 

Habilidades duras vs habilidades blandas: ¿Qué es más importante?

La encuesta mostró que el 52% de las empresas actualmente luchan por encontrar personas con habilidades duras para desempeñar ciertos roles, y la mitad de ellas (50%) prevé que será difícil encontrarlas en los próximos 2 a 5 años.

 

Parece ser que las habilidades duras relacionadas con la tecnología son las menos frecuentes entre los candidatos: criptografía y finanzas (41%), ciberseguridad y Metaverse (41%) y desarrollo y codificación de software (39%) fueron las 3 principales mencionadas por los encuestados como las más difíciles de encontrar en los candidatos actuales. Otras habilidades duras relacionadas con la industria fueron la robótica (37%) y Digital y TI (34%).

 

Pero no solo las habilidades tecnológicas están limitadas; las habilidades relacionadas con los negocios también se mencionaron en esta encuesta como la gestión de proyectos que fue señalada por el 32% de los entrevistados, y el marketing y las ventas, por el 28%.

 

Mejorar las habilidades técnicas siempre ha demostrado tener un beneficio para muchos profesionales que buscan empleo. Esto podría haber cobrado mayor importancia en los últimos años: según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en los próximos años más del 30% de los puestos de trabajo podrían sufrir un cambio radical o desaparecer gracias a la automatización laboral. Estos cambios vertiginosos en la formación profesional de los demandantes de empleo son conocidos por los reclutadores, ya que el 83% coincidió en que hoy buscan habilidades diferentes a las que buscaban en los candidatos hace tan solo tres años.

 

“Es importante entrenar nuestras habilidades duras para enfrentar los requisitos actuales y futuros del mundo laboral. Éstas habilidades las adquirimos a través de la experiencia y la formación. Esto significa el desarrollo de una habilidad que ha sido aprendida o estudiada y que podemos expresarla o aplicar nuestro conocimiento de manera práctica y no solo teórica”, destacó Madalina Secareanu, gerente senior de Comunicación Corporativa de Indeed para LATAM.

 

Además de las habilidades duras, también existen las habilidades blandas o soft skills, que tienen que ver con las cualidades que posee cada persona y sus rasgos de personalidad, mismas que permiten a un profesional desarrollarse interpersonalmente en el trabajo, por ejemplo, en su interacción o comunicación con los demás. 

 

La encuesta de Indeed también reveló que la industria de negocios tiene más dificultades para encontrar las habilidades blandas adecuadas en los candidatos, ya que la resolución de conflictos (38%), la proactividad (35%) y las habilidades de negociación y persuasión (34%) fueron las respuestas más mencionadas. Incluso, cuando parece que las habilidades blandas son más fáciles de encontrar, el 41% de las empresas luchan por encontrar candidatos con este tipo de cualidades.

 

“Aunque podríamos pensar que  las habilidades blandas son uno de los atributos más demandados en el mercado laboral gracias a su característica inherente a la personalidad de los individuos, lo cierto es que estas habilidades blandas son, en un mercado laboral competido, lo que los tomadores de decisiones buscarían como estar más dispuesto a sacrificarse al contratar a un candidato (29%), frente al 24% que mencionó habilidades duras”, señaló  Madalina.

 

La experiencia profesional como diferenciador

Tanto las habilidades blandas como duras, están directamente relacionadas con la experiencia, ya que ambas pueden desarrollarse a lo largo de los años que tiene un trabajador en su puesto, es por ello que la experiencia también es algo que las empresas toman en cuenta a la hora de contratar al empleado ideal.

 

Para el 29% de los entrevistados, encontrar un candidato con suficiente experiencia laboral es lo más complicado del proceso de contratación. Y tan solo el 11% consideró más difícil encontrar un postulante con grados académicos, certificaciones y/o capacitación que se ajusten al perfil. 

 

Pero no todo son malas noticias: la experiencia se puede adquirir en la misma empresa, ya que el 70% consideraría contratar candidatos que no tengan conocimientos  relacionados con un puesto específico, y el 85% de las empresas entrevistadas en México ya invierten en capacitar a nuevos empleados, aunque no tengan experiencia.

 

“Por eso, aún cuando la experiencia es importante, no es la única forma de adquirir habilidades duras o blandas, que un candidato deberá destacar en su currículum si busca un trabajo con poca experiencia profesional, y además, la actitud mostrada en una entrevista puede hacer la diferencia”,  concluye Madalina. 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *