7 de julio de 2022

MEXICALI, B.C., 27 de septiembre de 2021.- Con el objetivo de fortalecer la capacidad de respuesta de los hospitales ante la pandemia COVID-19, el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), ha brindado un apoyo económico por 131 millones 445 mil pesos para las instalaciones de los Hospitales Generales de Ensenada, Mexicali y Tijuana.

 

El Secretario de Salud de Baja California, Dr. Alonso Óscar Pérez Rico, señaló que, autoridades de la Federación, el Director General de INSABI, Juan Antonio Ferrer Aguilar, el Coordinador Nacional de Infraestructura Hospitalaria, Carlos Sánchez Meneses, acompañados por el Subdirector General de Administración, Carlos Gómez Valdez y la Jefa Estatal de Conservación y Mantenimiento del ISESALUD, Mariela Méndez, hicieron un recorrido por las instalaciones de las unidades hospitalarias en el Estado, para constatar la gran inversión para el beneficio de la población bajacaliforniana.

 

Comentó que, en el Hospital General Tijuana se invirtió en el suministro e instalación de 240 toneladas de aire acondicionado distribuidas en 154 unidades para los niveles 2, 3, 4 y 5 de las áreas de hospitalización de la unidad, incluyendo la adecuación al sistema eléctrico, se rehabilitó el cuarto de máquinas con la sustitución del sistema de vapor que incluye sustitución de calderas, tanques de agua caliente, adecuaciones de red de vapor, sustitución de tanque de condensados y sustitución de sistema de suavizado, así como la instalación del equipo de resonancia magnética, inversión 105 millones 445 mil pesos.

 

En el Hospital General Mexicali, se sustituyó el sistema de aire acondicionado en planta baja y se rehabilitó el cuarto de máquinas con la sustitución de chillers, equipo de expansión directa y sistema de bombeo de agua helada, inversión 8 millones ochocientos mil pesos, cabe mencionar que se tenía varios años sin que se invirtiera en ese equipo.

 

Informó que en el Hospital General Ensenada, se renovó el cuarto de máquinas con la sustitución de equipos complementarios para calderas, suministro e instalación de sistema generador de agua caliente completo, sistema de suavizado de agua, sistema de bombeo, construcción de bases de concreto y cambio de tubería, instalaciones eléctricas y pintura), con una inversión 17 millones 200 mil pesos.

 

Pérez Rico, destacó que se gestionó con el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) la adquisición de 713 medicamentos por un importe mayor a los 348 millones de pesos y 398 claves de material de curación por 83 millones de pesos.

 

De la misma manera el Gobierno del Estado asignó 252 millones de pesos para fortalecer la demanda de insumos en las unidades médicas. En tema de Oncología se invirtieron por parte del INSABI 62 millones de pesos.

 

El funcionario estatal, señaló que ante la emergencia generada por COVID-19, en el año 2020 autoridades de INSABI e ISESALUD, celebraron un Convenio de Colaboración, en donde este Instituto otorga apoyos en especie destinados a la mitigación de esta pandemia, por lo que se entregaron 18 Ventiladores Mecánicos, los cuales se instalaron en los Hospitales Generales de Tijuana, Rosarito y Tecate, así como 30 oxímetros de pulso portátiles.

 

Pérez Rico resaltó que, se llevó a cabo gracias al trabajo conjunto de instituciones, como parte de las acciones de este gobierno, el de equipar y mantener una atención hospitalaria de primera, a fin de garantizar servicios con calidad y calidez que la población se merece.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Por si te lo perdiste

Con el fin de facilitar a los trabajadores afiliados el trámite de su incapacidad por contagio de COVID-19 sin necesidad de ir al médico y romper las cadenas de contagio, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) activó este 6 de julio la herramienta digital Permiso COVID-19, en su versión 4.0. Mediante un Código QR que estará disponible en www.imss.gob.mx, en la aplicación IMSS Digital para teléfonos inteligentes, así como en todas las unidades médicas, los trabajadores podrán ingresar sus datos y recibir por correo la confirmación de su permiso, el cual tienen que notificar a su empresa y funciona exactamente como cualquier otra incapacidad temporal. “El permiso COVID 4.0 es un servicio que pone el Instituto para los trabajadores afiliados. Tiene el propósito de ayudarlos a trabajar rápidamente su incapacidad sin necesidad de ir al médico, sin necesidad de hacerse una prueba y recibir directamente vía electrónica la notificación del subsidio por enfermedad general que les corresponde. “La idea es que nos quedemos en casa, minimicemos las cadenas de contagio y así vayamos reduciendo este quinto pico de transmisión que tenemos en México”, explicó el director de Prestaciones Económicas y Sociales del IMSS, doctor Mauricio Hernández Ávila. Para poder tramitar su incapacidad, el trabajador deberá capturar el captcha que se muestra en pantalla y posteriormente ingresar datos personales, su CURP, Número de Seguridad Social, INE y prueba de COVID positiva, en caso de tenerla; todo esto en formato PDF o JPG. Una vez que se ingresa la información, el programa interactúa con la persona trabajadora y le pide datos bancarios, se ingresa cuenta CLABE y se hace la confirmación de si quiere realizar el permiso COVID. Se dará al trabajador permiso legalmente para ausentarse por cinco días y recibir un subsidio –como sucede en enfermedad general- del 60 por ciento del salario registrado en el IMSS durante los días cuarto y quinto de incapacidad; el pago se realizará en la cuenta registrada y una vez tramitada la solicitud, no podrá ser cancelada. “Nos indican nuestras predicciones que en la semana del 17 de julio tendremos la temporada más alta de transmisión en este quinto pico, que me gustaría aclarar que no es ni con mucho como fue en las primeras nueve semanas del año, es menor pero de todas maneras tenemos que reducir las cadenas de transmisión”, precisó el doctor Hernández Ávila. Si un trabajador ya tuvo un permiso COVID previo, puede volver a tramitar otro permiso, con la variante de que el primero fue por 14 días, después de siete y actualmente se otorga para cinco días de resguardo. “Se le da un comprobante de incapacidad temporal, muy parecido a lo que se proporciona al trabajador cuando va con el médico y el mismo médico le prescribe la incapacidad temporal. Esto realmente es una innovación del Instituto para facilitarle a los trabajadores resguardarse en casa y así bajar las cadenas de contagio, porque al final también el trabajador tiene que ir al banco, a la Unidad de Medicina Familiar, regresar, hacerse la prueba y ya tuvo 10 o 15 contactos en ese trayecto, entonces, la idea es quedarnos en casa”, dijo el director de Prestaciones Económicas y Sociales. En la versión anterior del permiso COVID, casi un millón y medio de trabajadores tramitaron su incapacidad; de ellos, aproximadamente 350 mil lo hicieron por vía digital, en tanto que el promedio de edad en que fue solicitado fue de 28 años, siendo entidades como Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco y Estado de México, las que tuvieron mayor número de solicitudes. Aunque los cuadros respiratorios por el SARS-CoV-2 actualmente son más leves en el país, en los casos en que el trabajador no se recupere al quinto día, la recomendación es que acuda a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) que le corresponde o al área de Urgencias. El IMSS hace un llamado para que, después de pasar por su periodo de recuperación en aislamiento, las personas regresen a laborar a sus áreas de trabajo con el seguimiento de las medidas sanitarias, como uso apropiado del cubrebocas, lavado de manos con agua y jabón o aplicación de alcohol gel al 70 por ciento, y distanciamiento social de al menos 1.5 metros. Para solicitar más información sobre el permiso, los trabajadores pueden comunicarse al Call Center, en el teléfono 800 2222 668, opción 0.