21 de mayo de 2022
OPINIÓN Tlahuelilpan 3 años

Ayer se cumplieron 3 años de la tragedia de Tlahuelilpan, Hidalgo y los responsables de la muerte de 138 personas (por omisión o por comisión) no han sido identificados y mucho menos detenidos, por lo que la impunidad campea por los parcelas donde campesinos cultivan lo mismo alfalfa que algunas hortalizas y conviven con las tomas clandestinas que hasta octubre de 2021 iban acumuladas 47 de gas LP porque la gasolina ya no fluye como antes, solo mejor que Tlaxcala que registró 222, Estado de México 292 y Puebla 1,696 tomas.

Atrás quedaron los lamentos, condenas y discursos triunfalistas de López Obrador y demás gobernantes estatal y municipal, para dar paso a la nueva normalidad y a las promesas incumplidas en la realidad.

Si tuviera que hacer un balance, el resultado final sería muy concreto: 138 víctimas mortales entre los habitantes de Tlahuelilpan y pueblos circunvecinos y cero presuntos responsables detenidos, yo diría que ni siquiera identificados y denunciados.

Lo anterior es el resultado de la aplicación de la justicia en forma selectiva ya que en otros casos emblemáticos, por menos de eso los presuntos responsables ya estarían en la cárcel o bien siendo objeto de linchamiento político un día sí y el otro también. Aquí se aplica la máxima de Benito Juárez, personaje al que tanto admira el presidente, “para los amigos justicia y gracia, para los enemigos justicia a secas”.

De los presuntos responsables de la tragedia, López Obrador solo atinó en decir que fueron los propios delincuentes, pero nadie de su gobierno ni tampoco del estado de Hidalgo cuyo gobernador en cuestión de meses entregará el poder y muy probablemente se incorpore como embajador o cónsul en el extranjero por parte de la “mal llamada” 4T.

Como muestra basta un botón, por menos de una omisión como la de Tlahuelilpan, la hija de quien fuera pareja del hermano del Fiscal General de  la República está detenida en un penal de la capital del país acusada de homicidio doloso por omisión, en ésta ocasión por falta de cuidados hacia la pareja de su mamá.

Ah pero no fueran los enemigos de la autodenominada 4T porque los estarían atacando desde diversos flancos hasta hacerlos aparecer como culpables, como sucedió y sucede con el caso de la Guardería ABC de Hermosillo, Sonora, que hoy le sigue cargando  la culpa a su enemigo político Felipe Calderón.

No fueran los responsables de permitir que autoridades estadounidenses dejaran correr las armas de programa “Rápido y Furioso” hacia territorio mexicano, porque quieren cargar hasta con quienes suponen que participaron en las reuniones donde autoridades estadounidenses informaron del operativo en curso.

Queda para la historia como los elementos del Ejército mexicano y demás autoridades que acudieron al lugar antes de la explosión solo se quedaron observando como llegaban las personas a llenar sus garrafones y cubetas sumergiendo casi medio cuerpo en el embalse, sin hacer nada para evitar la tragedia que no tardó en llegar.

Si esto no es negligencia, entonces que nos den copia del diccionario de cabecera del gobierno de la República porque aquí y en cualquier parte del mundo estar informado y no actuar para evitar la pérdida de vidas humanas es ser negligente y omiso, independientemente del nivel de responsabilidad que se tenga dentro de la estructura de gobierno.

Una conclusión final estructurada a la luz de dichos acontecimientos, si el titular del ejecutivo federal dice que los presuntos responsables son inocentes, honestos, íntegros y le ayudan mucho, lo demás es lo de menos, incluido el aspecto jurídico.

 

*Las ideas contenidas en este texto son responsabilidad de su autor y no reflejan la postura de News Report MX

Facundo Rosas realizó sus estudios de Ingeniería en la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), donde fue condecorado con la “Medalla al Mérito Universitario”;  cuenta con Maestrías en Administración y en Seguridad Pública y Derechos Humanos.

Facundo Rosas
Ingeniero Facundo Rosas

Su trayectoria incluye el haber sido Director General de Terrorismo de la Policía Federal Preventiva (PFP), Director General de Análisis Táctico de la Agencia Federal de Investigación (AFI), Coordinador de Inteligencia para la Prevención de la PFP, Subsecretario de Estrategia e Inteligencia Policial de la SSP Federal, Subsecretario de Prevención, Vinculación y Derechos Humanos de la SSP Federal, entre otros cargos.

Entre marzo de 2010 y febrero de 2012 atendió directamente la problemática de violencia en Ciudad Juárez, Chihuahua en el marco de la Estrategia “Todos Somos Juárez”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.