27 de septiembre de 2022

ARTÍCULO | Qué decepcionado estoy de ti mi México

Es triste observar la terrible realidad que existe en mi país, y más en un mes tan importante como el mes de septiembre, el “mes patrio”, pues no solo me causa risa, sino impotencia ver que el sistema judicial es de verdad caótico.

Lo comento por lo siguiente: soy un abogado postulante, sobreviviente al año catastrófico del Covid 19, sin duda afortunado de poder continuar operando en mi despacho, pese a que los juzgados permanecieron por un año cerrados a consecuencia de esta terrible pandemia. Como comprenderán, al encontrarse los tribunales cerrados, los abogados que nos dedicamos a litigio estábamos literalmente imposibilitados para trabajar y evidentemente los ingresos económicos se detuvieron, pese a esto de una u otra forma sobrevivimos.

En este punto me gustaría mencionar que, como es de todos conocido, paulatinamente lugares públicos comenzaron a retomar sus actividades conforme la pandemia fue cediendo en contagios y muertes, y de la misma forma el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de la CDMX, opto por implementar un esquema de apertura denominado “Puerta abierta y puerta cerrada”, con el único fin de evitar más contagios, en esta primera etapa confieso que dicho esquema fue bien aceptado para dar continuidad a los procesos que hasta ese momento se encontraban suspendidos.

Conforme pasó el tiempo se retiró dicha implementación, regresando a una apertura continua, como se venía realizando antes de la crisis pandémica, en este punto es importante resaltar que los plazos y términos judiciales se vieron afectados, ya que se tuvieron que ajustar a las fechas en que se encontraban abiertos los tribunales que están sujetos a dicho esquema.

Es momento de centrarnos en la queja que hoy afecta, no solo al gremio litigante, sino a todos los mexicanos que por azares del destino se encontraban en la necesidad de tramitar un procedimiento judicial en materia familiar, y que ahora se postergará derivado de que en el edificio Clementina Gil de Lester, ubicado en Av. Juárez, donde se encuentran los Juzgados en materia familiar, se implementaron quejas por la falta de “aire acondicionado”, lo cual se convertiría en un verdadero “caldo de cultivo” para el contagio por el alto calor concentrado en los juzgados.

Lo anterior llevó a manifestaciones de queja, cerrando por corto plazo las operaciones del Tribunal, dando como consecuencia que el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de la CDMX, en vez de “prender el aire acondicionado”, optó por regresar al esquema de apertura “Puerta abierta y puerta cerrada”, que lejos de solucionar un problema, solo ha generado retrasos en los plazos y, sobre todo, y sin temor a equivocarme, en la opacidad de los trabajadores del Tribunal que al retrasar su trabajo, hoy se esconden en la excusa de: “tenemos exceso de trabajo”.

Resulta increíble que las personas que laboran en Tribunal se escuden en dicho pretexto, cuando trabajan el 50 por ciento del tiempo, recordemos que laboran un día a “puerta abierta” y otro a “puerta cerrada”, teniendo un día extra sin atención al público para resolver las contingencias que se les acumularon, y como consecuencia los plazos legales y términos judiciales se modifican y se duplican en días hábiles, lo que evidentemente contraviene el artículo 17 Constitucional que señala que la aplicación de la Ley debe de ser pronta y expedita.

Artículo 17.- Ninguna persona podrá hacerse justicia por sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho. Toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera pronta, completa e imparcial. Su servicio será gratuito, quedando, en consecuencia, prohibidas las costas judiciales.

La Opacidad de los funcionarios públicos es evidente, pese a tener la obligación constitucional de evitar dilaciones en los procedimientos, se coluden y se escudan en una retórica absurda, cerrando los juzgados parcialmente, en entero perjuicio de la ciudadanía que necesita se le administre justicia; sin razón válida para ello, los tribunales continúan con un esquema de apertura alternado derivado de una queja administrativa y excusándose en una opción que no soluciona el problema y que solo fue creado por una emergencia médica.

Por si fuera poco, el Consejo de la Judicatura del Poder Judicial de la CDMX considera apropiado cerrar el día 14, 15 y 16 de septiembre de 2022, cuando todos los simples mortales sabemos que el único día feriado es el 16. Es una muestra más de la burla de quienes reciben completa su quincena y que no les importa la ciudadanía, pues es mejor trabajar al 50 por ciento, y no les afecta estar cobrando completo pese a trabajar en esquema mixto.

Me pregunto: ¿no sería más justo que a los funcionarios (jueces y personal administrativo) que trabajan en esquema mixto de apertura, se les pague bajo la misma figura, es decir, que les paguen por día trabajado a puerta abierta como originalmente fueron contratados?

Creo que las personas que se quejan de no poder con la carga de trabajo, permitan que otras personas con ganas de trabajar y voluntad de servir, se ocupen de eso; sin embargo, esto es un sueño absurdo, ya que el sindicato no permitiría esto y convocaría a huelga porque no sería posible que se les exija cumplir con su trabajo. Por eso y por otras cosas más, todo seguirá igual.

Qué decepcionado estoy de ti mi México.

 

*Las ideas contenidas en este texto son responsabilidad de su autor y no reflejan la postura de News Report MX

Juan José Hernández Ayala Es Licenciado en Derecho y abogado postulante.

Licenciado Juan José Hernández Ayala

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.